autor5

BERNARDO DURÁN

El veterano del grupo conoce a la perfección la industria, el guitarrón y el ambiente mariachero, al punto de haber sido víctima del mismo. Cultivó desde muy joven su afición por la copita y hoy juntarlo con el alcohol es como juntar fuego y dinamita. Afortunadamente su nieta Consuelito está allí para controlarlo. Ella es la batería que lo mantiene de pie y su mayor deseo es garantizarle un futuro seguro para cuando él ya no esté. Ese futuro podría estar en Las Águilas de Oro, donde se convertirá sin quererlo en un maestro guía a pesar de sí mismo.